lunes, 19 de agosto de 2013

Publicado el día lunes, 19 de agosto de 2013
Hace un par de años desde la FECH Camila Vallejo lideró el movimiento social que reclamó por mejoras en la calidad, acceso, y gratuidad de la educación superior. Si bien este movimiento buscaba mejoras sociales, se le asoció por muchos a un movimiento influenciado por fuerzas políticas.

Vallejo en su gira por Europa (finales del 2011 - principios del 2012) en representación del movimiento estudiantil, fue entrevistada por el diario español El País donde señaló que ”JAMÁS HARÍA CAMPAÑA POR BACHELET”, además se le preguntó a Camila si apoyaría a Bachelet en una próxima elección, en el caso de que el Partido Comunista, del cual es militante, realice una alianza con la Concertación, y ella sentenció enérgica que “Jamás estaría dispuesta a hacer campaña por Bachelet ni a llamar a los jóvenes a votar por ella. Nadie me asegura que su programa sea representativo de las ideas que el movimiento estudiantil ha planteado. Y yo no recibo órdenes del partido.TODO PASA, FINALMENTE, POR UNA DECISIÓN PERSONAL. A mí nadie me va a obligar”, afirmó.

Bueno solo unos meses después el partido comunista de Chile, hace un pacto para sumarse a la concertación. Para ello la cúpula del partido comunista pone como condición para efectuar ese pacto, la obtención de más cupos parlamentarios, dentro de los cuales estaba el cupo de Vallejo a la Cámara Baja.

¿Y que hace la exdirigente estudiantil? No solo no contradice a su partido, sino que apoya abiertamente a Bachelet, llamado a votar por ella en primarias.

Producto de todo este descontento es que se publica la carta pública titulada “No te vamos a olvidar, Camilita” donde se hace una crítica abierta al doble discurso de Vallejo.

En tanto, la hoy postulante a la Cámara entrevistada por el panel de tolerancia cero de chilevisión, no supo cómo explicar las críticas que se le hacen de supuesta "traición" al movimiento estudiantil por su apoyo a Michelle Bachelet, respondiendo que "nosotros nunca, estando en la movilización social, la movilización estudiantil, basamos nuestra lucha en personalismos, en figuras o en formas. Nuestra lucha siempre fue en base a las ideas, y en esas ideas nosotros no hemos perdido nuestra consecuencia", acotó

Solo podemos concluir, que no nos queda mas que estar atentos, con la militancia del dirigente social, porque tarde o temprano esto pesará más que las legítimas mejoras sociales del pueblo que se buscaban con el movimiento, y por cierto que producto de ello muchos se sentirán traicionados por las decisiones políticas del dirigente "social".

Ahora que cada uno decida si es o no una traición a todos y cada uno de los estudiantes que sacrificaron estudios e incluso su integridad física, por una causa social noble como es mejorar la educación en Chile y que el único resultado real, de todo esto, es que el partido comunista pudo llevar más candidatos a diputados protegidos en la lista de la exConcertación.

Cristian Ortiz Gonzalez
El Diario de CUREPTO.com
Opinión