martes, 29 de marzo de 2016

Publicado el día martes, 29 de marzo de 2016
 La antigua actividad de la trilla a yegua suelta revivió en los campos de Constantué. 

Alrededor del mediodía los jinetes se reunieron en la era para comenzar la corrida, esta tradición ya perdida en nuestro país, y que sólo revive en eventos costumbrista en algunas zonas, esta vez tiene una connotación distinta, porque no se realizó a modo de espectáculo, sino como una necesidad para obtener el grano del trigo, ya que en la actualidad es prácticamente imposible encontrar máquinas trilladoras, por esta razón se recurrió al método ancestral de utilizar los cascos de los caballos para el efecto. 

 De esta forma luego de que la espiga fue trillada, se acumuló la parva para comenzar a aventar lo que permite separar la paja del grano del trigo, y luego envasar y coser los sacos.

Como se acostumbra en este tipo de actividades comunitarias, todos quienes participan y cooperan se reúnen en un almuerzo de cazuela de cordero con mote, ponche y vino tinto.

En esta era en que nos vemos invadidos por la tecnología podemos ver que el ingenio de nuestros antepasados continúa vigente.

Iván Arriagada González
El Diario de CUREPTO.com
El Informativo de Curepto On Line
Opinión


.
.