sábado, 25 de julio de 2015

Publicado el día sábado, 25 de julio de 2015

Este entorno tan tranquilo, quitado de bulla, casi idílico ha ido cambiando y donde antes nadie se preocupaba de algunos detalles mínimos de seguridad y se podía vivir tranquilo, hoy ya no es así.

Siempre ha habido situaciones de robos en el campo, abigeato, robo de gallinas, entre otros. pero hoy eso ha ido más allá y hemos tenido que lamentar delitos muy bien planificados en casas no habitadas, por ejemplo en Colín donde una banda de tres sujetos ingresaron a una vivienda y procedieron a embalar todo lo que encontraron a su entera disposición y dejarlo listo para cargar un auto que los esperaba en la calle cerca de ahí, la oportuna y casual aparición de carabineros frustró el robo, pero es preocupante que personas vengan de otros sectores tan alejados, en este caso de Curicó, a delinquir, porque se han dado cuenta que existe mucha facilidad para ello. 

En Hualañé ingresaron a un Ciber y sustrajeron equipos, algunos de ellos que estaban en reparación lo que acarrea un problema mucho mayor al dueño del local que debe responder a sus clientes de un hecho delictual absolutamente fuera de su control. 

También en Hualañé el administrador de una estación de servicio fue asaltado a plena luz del día mientras esperaba locomoción para dirigirse a Licantén al banco a depositar la recaudación, afortunadamente gracias a que puso fiera resistencia no lograron arrebatarle el maletín que portaba. 

En Constantué ingresaron a la casa de un dirigente deportivo teniendo la precaución de cortar la energía eléctrica en caso del regreso imprevisto del dueño de casa, registraron todo el lugar en busca de un un dinero que se suponía poseía dicho dirigente de un fondo concursable; lo que no contaban era que eso ya habla sido utilizado y no había dinero allí.

Recordemos que las escuelas de Constantué y Docamávida fueron victimas de robos donde los delincuentes ingresaron a las dependencias, se apropiaron de equipos y elementos que los niños ocupaban en su actividad educativa diaria. Paradojalmente ambas escuelas se encontraban en un programa de mantención donde se estaban haciendo trabajos de pintura lo que significaba un adelanto en los establecimientos, desgraciadamente este hecho delictual vino a opacar todo lo que se había logrado. Hasta ahora el delito quedó sin encontrar culpables, y no se ha tomado de parte de la autoridad que corresponda, alguna medida de seguridad para prevenir hechos similares en el futuro.

Es una pena, pero la delincuencia, eso que veíamos sólo por los noticieros, algo que nos parecía tan lejano y fuera de nuestra forma de vida, hoy podemos darnos cuenta que se está acrecentando cada día, y bueno también sabemos que nuestras autoridades no hacen ni les interesa hacer algo para combatir o contener la delincuencia, es más hasta pareciera que incentivan los acto delictivos con todas las facilidades a quienes los cometen, la reforma procesal solo ha servido para darle más derechos a los delincuentes y quitarles prerrogativa a la policía.

Los programas de televisión. los periodistas y matinales tampoco contribuyen a mejorar la situación; siempre tratan a los sujetos como "jóvenes" cuando en verdad deberían decir jóvenes delincuentes, les colocan apodos llamativos y simpáticos como "las modelos del hampa", "las arañitas", "Angelina Jolie" entre otros. Algunos periodistas aún se sorprenden de la violencia usada por los delincuentes, todavía creen que ellos pueden detenerse a pensar en las consecuencias de sus actos, con expresiones tales como: "a los asaltantes no les importó que en el lugar había menores de edad y mujeres embarazadas" "Pero esta gente no piensa en el daño que provoca al hacer esto", "Deberían tener un poco de conciencia antes de hacer lo que hacen" y muchas más; al escuchar eso podemos darnos cuenta que los que aún no toman conciencia son los mismos medios de comunicación que todavía no se dan cuenta del grave problema que tiene nuestra sociedad y que crece día a día y nadie parece poder importarle hacer algo para evitarlo.

Muestran la gran vida que llevan las bandas delictuales gracias a sus fechorías, ropa de marca, lujosos automóviles, grandes mansiones, es decir incentivan el delito, muestran la delincuencia como algo entretenido, que da buenos dividendos, y que por cierto no tiene ningún tipo de castigo. Me gustaría en los casos en que el delincuente queda libre, ver al juez dar una explicación lógica y real sobre las razones para no dejarlo en prisión preventiva, me gustaría ver una estadística sobre cuales son los jueces que más delincuentes dejan libres. Los Jueces culpan a los parlamentarios y se escudan en que sólo aplican la ley, los parlamentarios dicen que los jueces no hacen cumplir la ley, increíble dos poderes del estado donde existe una danza de millones en sueldos no son capaces de coordinarse entre si.

El fenómeno que se está generando en nuestras comunidades puede tener el génesis en muchos factores, algunos dicen que ha llegado mucha gente foránea que tiene otras costumbres y sería la causante de este tipo de hechos, además las malas costumbres se aprenden rápido; en verano muchos pudimos ver en el Puente Paula un par de zapatillas que colgaban de los cables eléctricos que cruzan el río, una forma de marcar territorio muy usado en las poblaciones de Santiago por las bandas delictuales del sector; no es un hecho usual en esta zona.

También se han visto afectadas personas por el cuento del tío, generalmente adultos mayores, con la antigua historia del boleto ganador de la lotería donde le dejan el boleto ganador a la persona a cambio de que les de una cantidad de dinero como garantía quedando de juntarse más tarde para cobrar el premio del supuesto boleto ganador, por cierto el o los timadores jamás regresan.

En otro escenario donde aparecen conocidos personajes estafadores es en el día de pago de jubilados donde les piden dinero a los ancianos bajo cualquier pretexto, con la conocida insistencia, verborrea y capacidad de convencimiento que tiene este tipo de delincuentes, en otras palabras es un asalto consentido.

En los minibuses de recorrido a Curicó se han perdido equipajes, y hasta notebook que depositados en el compartimiento interior del microbus ya han desaparecido cuando sus dueños han bajado del transporte; personalmente pasé por esta desagradable experiencia y tuve la suerte de ver cuando un pasajero lo bajaba como si fuera de su propiedad por lo que alcancé a recuperarlo antes de que este bajara del bus. Otros no han tenido esa suerte.

Sólo nos queda estar alerta ante esta situación que nos empieza a afectar y ser solidarios, si vemos algo extraño tomar datos, patentes, fotos grabaciones, hay que estar unidos, y sobre todo no temer a la delincuencia de lo contrario le estaremos dando mayores facilidades.

Iván Arriagada González
El Diario de CUREPTO.com
El Informativo de Curepto On Line
Opinión