jueves, 11 de junio de 2015

Publicado el día jueves, 11 de junio de 2015

Por estos días, los establecimientos educacionales de Curepto urbano, esto es, la Escuela Pedro Antonio González y el Liceo Luis Correa Rojas están cumpliendo TRES SEMANAS (y al parecer van por una cuarta) paralizados por sus propios docentes en apoyo a una manifestación de carácter nacional que involucra a los profesores de Chile.

Pues bien, como ha sido desde el día uno la finalidad de este portal, nos enfocaremos SÓLO en lo que afecta a la vida de nuestros coterraneos, esto es, a los habitantes de la comuna de Curepto, dejando fuera cualquier influencia externa.

En consideración a lo anterior, en este articulo nos abocaremos a responder: ¿se justifica en Curepto un paro docente? , ¿es necesario realizar tal trastorno a las familias de la comuna?, ¿si los docentes de Curepto no hubieran paralizado, no recibirían los mismos beneficios que los profesores paralizados del resto del país obtengan?

Analizaremos uno de los puntos que rechazan los profesores a nivel nacional, aquello que los dirigentes nacionales del profesorado llaman "precariedad laboral",  el sindicato de los docentes reclama por la exigencia de que los nuevos profesores deberán ser evaluados durante un año por uno de sus propios pares de mayor experiencia (una especie de tutor) antes de ser contratados definitivamente. ¿Y cual es el inconveniente de ese nuevo requerimiento? Se supone que un profesor recién egresado debería ser capaz de demostrar sus recién adquiridos conocimientos, los cuales además se encuentran certificados por una institución superior, entonces ¿cual es el problema? y la pregunta más importante ¿en que afecta esto a los profesores de Curepto? Nos encantaría que nos iluminaran en esta materia.

La nueva carrera docente, que debe ser el verdadero problema del profesorado a nivel nacional, el que se traduce en palabras simples, en que los profesores no quieren ser remunerados en base a los conocimientos que realmente están en condiciones de traspasar a sus alumnos. 

Sobre esto, el colegio nacional de profesores contraataca sacando a relucir que los maestros de establecimientos públicos actualmente están afectos cada 4 años a la Evaluación Docente, medición de conocimientos que aplicada el año 2011, obtuvo como resultados que un tercio de los docentes a nivel nacional reprobaron el examen quedando un 1,4% de ellos dentro de la categoría más baja de la medición denominada "insatisfactoria" y un 27,2% en categoría "básica".

Lo anterior da indicios que esta medición de competencias ya no es suficiente, y es por ello, que en su remplazo se plantea una nueva carrera docente de 5 escalafones: “inicial”, “temprano”, “avanzado”, “superior” y “experto”. Las 3 primeras etapas son de carácter obligatorio y 2 últimas son de carácter voluntario (para pasar de un tramo a otro es necesario que el profesor apruebe un examen o certificación) y en base a estas categorías se establecen mejoras en las remuneraciones de los profesores de Chile. 

Ahora lo que nos preocupa ¿los profesores de Curepto están en paro porque no quieren ser expertos en las asignaturas que imparten?  En Curepto al menos, creemos que esto no debería ser el problema. 

Ahora entonces, en cuanto a sus remuneraciones,  nuestros profesores están en la élite de nuestra pirámide social, así como lo lee, si bien un cureptano o cureptana promedio obtiene como remuneración al año no más de 2,7 millones de pesos brutos, los profesores cureptanos en cambio ganan en promedio más de 10 millones de pesos líquidos al año, según datos de la I. Municipalidad de Curepto (imc1, imc2), ahora bien, si esta remuneración aun no es suficiente para ellos, pueden mejorarla capacitándose y convirtiéndose en expertos de sus respectivas asignaturas.

El único punto a favor de los docentes cureptanos, es la falta de tiempo que tienen los profesores de Chile para preparar clases, corregir pruebas, entre un sin fin de actividades necesarias para su correcto desempeño en aula ("Horas no lectivas"), las cuales actualmente son evidentemente insuficientes, obligándolos a realizar su trabajo fuera del horario laboral, perjudicando seriamente su vida familiar y social. Sin embargo, esto no es suficiente para realizar un trastorno del nivel de una paralización.
Es por lo antes expresado y por muchos motivos más, que esta movilización de carácter nacional, en Curepto al menos, carece de fundamento y solo está causando trastornos innecesarios en la vida de nuestros niños, jóvenes y apoderados, porque el movimiento nacional, para bien o para mal, seguirá adelante con o sin la paralización de nuestros principales establecimientos educacionales. Y los beneficios que se obtengan por el magisterio a nivel nacional, también serán recibidos por los demás profesores de Chile, paralizados o no, sindicalizados o no, porque así lo establecen las leyes chilenas.

Por lo anteriormente expuesto, es que felicitamos a los educadores con verdadera vocación de la gran mayoría de las escuelas rurales de la comuna de Curepto, a la Escuela de Lenguaje Bambi, por no adherirse al paro convocado; y también, pese a que no están regidos por el Estatuto Docente, a los jardines de Integra de la comuna, por no adherirse a este “inútil paro a nivel local”, que es de creer, que pese a que sus sindicatos se lo hubiesen solicitado, ellos de igual manera no hubieran paralizado sus actividades, evitando de este modo un perjuicio a sus alumnos y familias.

En conclusión y aunque sea impopular decirlo, EN CUREPTO NO SE JUSTIFICA EL PARO DOCENTE.


Cristian Ortiz González
El Diario de CUREPTO.com
El Informativo de Curepto On Line
Opinión


.
.