domingo, 26 de octubre de 2014

Publicado el día domingo, 26 de octubre de 2014
A eso de las 16:15 horas de ayer 25 de octubre, el microbus de recorrido correspondiente a las 15:30 hrs. de la empresa de Buses Mendoza (propiedad de Empresas de Buses Contimar) que salió desde Talca con destino Iloca-Duao y como es costumbre con pasajeros de pie, quedó detenido en plena subida de la cuesta de Chépica (Pencahue), esto debido a un desperfecto técnico probablemente originado por la sobrecarga y el insoportable calor que a esa hora afectaba la zona, lo que habría provocado el recalentamiento del radiador. 

Como una medida para reparar el desperfecto, el personal de la empresa echó agua al motor de la máquina con el fin de enfriarlo, lo que produjo en su interior una nube de vapor irrespirable y que el liquido vertido saltara hacia el personal del bus y algunos pasajeros sentados en las primeras filas.

A esta situación ya caótica, le debemos sumar la instrucción del auxiliar del bus que gritó en varias oportunidades a los pasajeros "bajen del bus ... bajen rápido" como única solución para evitar quemaduras de las salpicaduras del agua o daños por el vapor emanado del motor, lo cual solo trajo caos y desconcierto.

El bus luego del esfuerzo de los trabajadores, logró avanzar sólo unos metros pudiendo finalizar la cuesta deteniéndose frente a una casa del sector, para solicitar agua y lograr enfriar definitivamente la maquina, no logrando avanzar mas.

Luego del desperfecto los pasajeros se dispersaron algunos volvieron a Talca en un bus de la misma empresa, otros siguieron su rumbo en vehículos particulares, en tanto el resto de los pasajeros debieron esperar más de 45 minutos y solo cuando llegó al lugar un microbus de recorrido normal de la misma empresa, la mayoría de los pasajeros pudieron seguir rumbo a sus diferentes destinos.

Como saldo positivo podemos señalar, que hasta ahora, no se han reportado daños físicos o materiales a las personas producto de este accidente.

A esta situación, ya de larga data, de sobrecarga de los microbuses a vista y paciencia de Carabineros de Chile y demás autoridades de las comunas de Talca, Pencahue, Curepto y Licantén aún no se le pone remedio, y esperamos que se solucione antes que ocurra un accidente mayor.

Fabiana Contreras Rojas
El Diario de CUREPTO.com
El Informativo de Curepto On Line

Opinión