sábado, 24 de mayo de 2014

Publicado el día sábado, 24 de mayo de 2014
Qué pena que nuestro paisaje sea ensuciado por gente inescrupulosa que viene a botar basura a un costado del camino. 

Se ha hecho habitual que en el sector  del bosque de Paula se utilice como vertedero, y que gente vaya exclusivamente a deshacerse de sus desperdicios y escombros arrojándolos a la vera de la ruta.

Aparte del impacto visual que significa ver sacos de basura en el camino, también existe la contaminación que produce, al llegar las lluvias todo inevitablemente va a dar a los cursos de aguas de superficie y también a las napas subterráneas.

Si bien no sería la solución, instalar una señaletica que advierta la prohibición de  arrojar basura y su correspondiente multa, tal vez pudiera funcionar como una forma disuasiva a quienes tienen este mal hábito.


Que el Municipio haga un operativo para limpiar estos sectores donde se acumulan residuos sería bueno, pero se corre el riesgo de alimentar el vicio pues las personas tomarán como por sentado que no importa arrojar basura si luego alguien limpiará todo.

Además no solo se van a deshacer de basuras, también personar inescrupulosas e inconscientes van a botar animales como perros y gatos, cachorros de pocos días y a veces madres con sus crías, lo que es muy triste y cruel. Es habitual ver perros  deambulando por el lugar los que muchas veces resultan muertos por atropellos.

 Iván Arriagada González
El Diario de CUREPTO.com
Opinión