lunes, 25 de noviembre de 2013

Publicado el día lunes, 25 de noviembre de 2013
PRESIDENTE SEBASTIAN PIÑERA PROMULGA LA LEY QUE ESTABLECE EL KINDER OBLIGATORIO Y ASEGURA EDUCACIÓN GRATUITA PARA TODOS LOS NIÑOS DESDE LOS DOS AÑOS DE EDAD EN CHILE A PARTIR DEL AÑO 2015

Esta mañana en una alegre ceremonia en Ñuñoa, el Presidente de la República, Sebastián Piñera, junto a la Primera Dama, Cecilia Morel, a la ministra de Educación, Carolina Schmidt, promulgó la Ley que establece el Kínder Obligatorio y asegura educación gratuita para todos los niños desde los dos años de edad.

Durante la ceremonia, el Estadista Sebastian Piñera destacó que “con estas reformas constitucionales que promulgamos hoy día, lo que estamos haciendo es corregir una deficiencia y una injusticia de nuestro sistema educacional”.

Esta es una más de las leyes que sólo son iniciativa y obra de este gobierno, obra que no hizo el gobierno de la exPresidenta Bachelet, que no dejó anunciada la señora Bachelet y que ni siquiera soñó la candidata a la reelección presidencial. 

Muchos lo esconden descaradamente, pero el movimiento pingüino que reclamó por la crisis en la calidad y en el acceso a la educación, nació bajo el gobierno de la actual candidata presidencial Michelle Bachelet. Al cual no le dio solución alguna durante su mandato.

Mientras una Ministra de Estado de la exPresidenta Bachelet se le destituye (por la misma jefa de Estado) de su cargo por vender frutillas en el vehículo fiscal ministerial, y a otra de sus Secretarias de Estado se le destituye constitucionalmente, por graves negligencias e irregularidades en el pago de subvenciones escolares causando importantes perdidas al Patrimonio Nacional; en el actual gobierno de Piñera se destituye un Ministro de Estado por el Congreso por cerrar una Universidad que de educacional sólo tenia el nombre. Esa es la diferencia entre saber gobernar hacer como que se sabe gobernar.

En tanto, continuó su discurso el Presidente de la República señalando que “vemos después de 20 años de estancamiento en la calidad de la educación escolar, medida por la prueba Simce, cómo en los últimos tres años esta prueba por fin empieza a reflejar dos cosas: que la calidad está aumentando y que las brechas están disminuyendo. Por tanto, tenemos una educación de mejor calidad, pero también tenemos una educación con mayor equidad”.

El Jefe de Estado aprovechó la oportunidad para recordar que “cuando llegamos al Gobierno, la cobertura de la educación preescolar dejaba fuera a los niños más vulnerables de nuestro país. La calidad de la educación escolar estaba estancada y con enormes diferencias entre los niños más favorecidos y los niños más vulnerables. La educación superior, era una educación que sólo permitía a unos pocos acceder a ella y que, en el fondo, dejaba fuera a muchos niños y jóvenes con talento, por falta de recursos económicos”.

En ese sentido, señaló que “el presupuesto público de educación en estos últimos 3 años y medio, ha crecido desde 9 mil millones de dólares, a 14 mil millones de dólares, siendo, junto al Ministerio de Salud, los dos ministerios con mayor incremento de recursos”.

Asimismo, destacó que “esta reforma constitucional establece el kínder obligatorio, con lo cual extendemos a trece años la educación obligatoria en nuestro país, pero también establece el financiamiento universal y garantizado de la educación preescolar” y agregó que “estamos avanzando no en los niveles de mayor edad, sino que justamente en los niños más pequeños”.

Del mismo modo, indicó que su Gobierno busca “reconocer a la educación como el instrumento más poderoso de progreso de las personas y de los países. Una buena educación abre las puertas a un mundo de oportunidades” y que “con estas reformas constitucionales que promulgamos hoy día, lo que estamos haciendo es corregir una deficiencia y una injusticia de nuestro sistema educacional”.

Al finalizar su intervención, el Mandatario manifestó que “haber contribuido a que el sistema educacional acompañe a nuestros niños desde el nacimiento hasta los 6 meses con el posnatal, desde los 6 meses hasta los 2 años con la sala cuna universal y desde los 2 años hasta que ingresen a la educación escolar, con este nuevo sistema de educación preescolar, y a partir de ahí, durante su educación básica y media, y también cuando ingresen a la educación superior, sin duda, es el instrumento más poderoso para que nuestros niños puedan desarrollar en plenitud sus talentos, para que nuestra sociedad sea una sociedad más justa y con mayor igualdad de oportunidades, y para que nuestro país pueda alcanzar un desarrollo integral”.

Cristian Ortiz Gonzalez
El Diario de CUREPTO.com


Opinión