jueves, 23 de mayo de 2013

Publicado el día jueves, 23 de mayo de 2013
Se destaca en un matutino de hoy, a Fabio González, y a PuebloCulto, como entes que cumplen una década dedicada a investigar y promover la figura del poeta cureptano Pedro Antonio González, calificado como el primer poeta maldito de Chile. 

El realizador de documentales y cortos, promociona en el articulo capitalino, el libro “El Monje+Asteroides”, volumen que acaba de aparecer bajo el sello Ediciones PuebloCulto y que reúne dos de los mas extensos e importantes poemas del escritor. El poeta curepano, alabado en la época por su irreverencia y su estado de embriagues permanente, murió en 1903, dejando un solo poema publicado “Rítmos” (1895). 

Power (como se hace llamar González) señala a LUN que su “interés en Pedro Antonio González empezó cuando, con mis amigos del colectivo PuebloCulto, empezamos a indagar mas acerca de la vida y obra de ese escritor al que conocíamos, porque en Curepto hay un monolito en su honor y una calle que lleva su nombre”. “Tras esa curiosidad inicial empezamos a investigar y nos dimos cuenta de que González había sido una figura no menor dentro de la historia de la literatura chilena y que, en realidad, podíamos considerarlo como el primer poeta maldito del país. A partir de ese momento nos propusimos rescatar la figura de ese autor cureptano y devolvérsela al pueblo, para así entregarle un héroe cultural a esta ciudad” Explica Fabio. 

Cuenta que “con el colectivo pueblo culto fuimos a buscar el nicho de este autor en el Cementerio General de Santiago, y cuando lo encontramos vimos que la loza estaba llena de firmas de admiradores, fechadas desde 1903 hasta la década de 1960, así que hubo un tiempo largo en que él fue algo así como un Rockstars” finalizó.

Fabio Gonzalez en el año 2006 estreno el documental: "EL PRIMER MALDITO: tras la huella del poeta Pedro Antonio González", financiado con aportes de FONDART, que su autor lo resume como “un trabajo de investigación testimonial que indaga sobre los pasos del precursor de la poesía chilena: Pedro Antonio González Valenzuela (1863-1903). Advierte que con su trabajo “no se pretende una relectura académica de la poesía chilena. Solo una simple cámara es el testigo de una historia traspapelada, que nace en la Provincia, en el pequeño poblado de Curepto” Termina.

Como cureptanos orgullosos de lo mejor de lo nuestro, deberíamos comenzar por repatriar los restos de nuestro hijo ilustre, y ponerlo en un verdadero monumento, en lugar destacado de la comuna, como podría ser la Escuela que lleva su nombre. En fin hay mucho por hacer, pero ya mucho ha avanzado en el tema, nuestro coterráneo Fabio Gonzalez.

Cristian Ortiz Gonzalez
El Diario de CUREPTO.com
Opinión