martes, 23 de abril de 2013

Publicado el día martes, 23 de abril de 2013

               Día Internacional del Libro y del derecho de Autor

UN DÍA 23 DE ABRIL, EN AÑOS DIFERENTES, COINCIDIERON SUCESOS UN TANTO MISTERIOSOS Y DE AQUELLOS QUE MÁS DE ALGUIEN LLAMARÍA PARANORMALES. LA VIDA DE TRES GRANDES DE LAS LETRAS, TERMINABA EL MISMO AÑO: GARCILASO DE LA VEGA (1539-1516) PERUANO, MIGUEL DE CERVANTES Y SAAVEDRA (1547-1616) ESPAÑOL, WHILLIAMS SHAKESPEARE (1564-1616) INGLÉS. EN SU HONOR SE INSTITUYÓ DÍA INTERNACIONAL DEL LIBRO LOS 23 DE ABRIL DE CADA AÑO. Para aprender a leer es conveniente seguir “al pie de la letra” las indicaciones de los profesores-educadores en los colegios, y todo eso que implica sicomotricidad y comprensión. Previamente, y en el proceso, la familia cumple un papel determinante como complemento. El lenguaje oral está estrechamente relacionado con el desarrollo mental, cognitivo, de maduración intelectual y social frente a la vida, y aunque se trate de abreviar o hacer más simple la comunicación iremos comprobando que por otro lado va mermando la imaginación, ingenio, creatividad. Hoy, para muchos es “cuento corto”… . Si nos quedáramos sólo con el dominio de una buena expresión oral, rica en palabras, métrica, oratoria, grandilocuencia, y toda la riqueza compartida no se plasmara en un LIBRO, revista, diario de vida, impresiones computacionales, periódicos, se esfumarían enormes riquezas que emite tanta gente con la voz, las manos, sus gestos; una mirada es lenguaje. Como en publicaciones pasadas en esta importante fecha, reiteramos la trascendencia del señor Libro en la vida y celebramos o conmemoramos su cumpleaños. Sin embargo, jamás quisiéramos comunicar el sensible fallecimiento del amigo y vecino Libro, y menos la fecha de sus exequias. Ello no ocurrirá porque tampoco permitiremos la apertura de cementerios de esa índole. Está probado por sicólogos, filósofos, educadores, antropólogos, ontólogos, sociólogos, médicos, lingüistas, que el desarrollo de un buen lenguaje oral y escrito incide en una mejor calidad de vida interior, y que repercute favorablemente en ciertos aspectos externos. No es asunto de cursilería cuyo término alguna vez expresó un connotado sociólogo en T.V., pensando seguramente que refería a las circunstancias o lugares donde no es necesario rebuscar palabras exóticas. Lo que cuenta en general, es el comunicarse entendiéndose. Lo del léxico o escritos más especializados cabe dentro de manifiestos, discursos, desglose de argumentos que requieren en el LIBRO el uso de un lenguaje más analítico, dicho de alguna forma, más depurado. Y darse ese gusto es como tocar un instrumento perfectamente afinado. El LIBRO y el Derecho de Autor “están siempre abiertos” como las dos alas de una puerta en el campo, se ve toda su alma cálida, acogedora y para toda persona que desee relatar hasta su propia vida, aunque la conozcan apenas en su hogar. El LIBRO es tan democrático que “no quisiera” ser de elite y para lograr esa condición, “ÉL” solicita una considerable rebaja de impuestos. 
 Darío Andrade González 
 Profesor – Curepto – VII Región.
Opinión


.
.