martes, 12 de marzo de 2013

Publicado el día martes, 12 de marzo de 2013

Un espeso humo negro salió este martes de la chimenea de la Capilla Sixtina, en Roma, indicando que los 115 cardenales allí reunidos para elegir al nuevo Papa no llegaron a un acuerdo en la primera votación el cónclave. Tras esta primera "fumata" negra, los purpurados volverán a votar este miércoles.
La "fumata" negra salió a las 19:42 hora de Roma (18:42 GMT hora internacional y 15:42 . de Chile), dos horas y siete minutos después de que los purpurados se encerraran para elegir al sucesor de Benedicto XVI.

El humo negro, muy denso, salió por la chimenea durante un buen rato, para que no quedasen dudas de que era de ese color.

Miles de personas se congregaron en la plaza de San Pedro para seguir el evento en directo, desafiando la lluvia y el frío reinante en la capital italiana.
El humo negro señala que ninguno de los votados logró los dos tercios de los sufragios, como contempla la normativa vaticana para ser elegido Papa. Teniendo en cuenta que los electores son 115, son necesarios 77 votos. 

El cónclave comenzó este martes a las 17:35 hora local (16:35 GMT hora internacional y 11:35 a.m. de Colombia), una vez que todos los cardenales juraron, uno a uno, observar fiel y escrupulosamente lo establecido en la Constitución Apostólica "Universi Dominici Gregis" para la elección del Papa.
Una vez cerradas las puertas, un eclesiástico, en esta ocasión el cardenal maltés octogenario Prosper Grech realizó una meditación sobre la elección del pontífice.

Concluida la meditación, Grech y el maestro de celebraciones litúrgicas, el arzobispo Guido Marini, abandonaron también la Capilla Sixtina y las puertas volvieron a ser cerradas a cal y canto.

El cardenal James Harvey, último de la orden de los diáconos (el Colegio Cardenalicio está dividido en tres órdenes: obispos, presbíteros y diáconos) fue el encargado de abrir y cerrar las puertas de la Capilla Sixtina en esta ocasión, y a partir de ahora cada vez que sea necesario durante el cónclave.

En la Sixtina cada uno de los 115 cardenales tiene en su sitial el texto de la "Universi Dominici Gregis", el "Ordo Rituum Conclavis" (el ritual del cónclave) y la liturgia de las horas.
Juramento
Tras recitar las letanías y cantar el "Veni, Creator Spiritus", himno de invocación del Espíritu Santo, los cardenales tomaron el juramento que establece la Constitución Apostólica "Universi dominici gregis".

"Todos y cada uno de nosotros cardenales electores presentes en esta elección del Sumo Pontífice prometemos, nos obligamos y juramos observar fiel y escrupulosamente todas las prescripciones contenidas en la Constitución Apostólica del Sumo Pontífice Juan Pablo II, Universi Dominici Gregis, emanada el 22 de febrero de 1996", señalaron los purpurados.

"Igualmente, prometemos, nos obligamos y juramos que quien quiera de nosotros que, por disposición divina, sea elegido Romano Pontífice, se comprometerá a desempeñar fielmente el "munus petrinum" de Pastor de la Iglesia universal y no dejará de afirmar y defender denodadamente los derechos espirituales y temporales, así como la libertad de la Santa Sede", señalaron.

Agregaron que "prometemos y juramos observar con la máxima fidelidad y con todos, tanto clérigos como laicos, el secreto sobre todo lo relacionado de algún modo con la elección del Romano Pontífice y sobre lo que ocurre en el lugar de la elección concerniente directa o indirectamente al escrutinio".

Prometieron "no violar de ningún modo este secreto tanto durante como después de la elección del nuevo Pontífice, a menos que sea dada autorización explícita por el mismo Pontífice; no apoyar o favorecer ninguna interferencia, oposición o cualquier otra forma de intervención con la cual autoridades seculares de cualquier orden o grado, o cualquier grupo de personas o individuos quisieran inmiscuirse en la elección del Romano Pontífice".
A continuación, cada cardenal elector, según el orden de precedencia, prestó juramento con la siguiente fórmula: "Y yo, (nombre de pila) Cardenal (apellido) prometo, me obligo y juro". Y poniendo la mano sobre los Evangelios, añadió: "Así Dios me ayude y estos Santos Evangelios que toco con mi mano". 

Sin candidato favorito

El cónclave se celebra sin que se destaque un candidato fuerte, aunque todas las miradas están puestas en purpurados de iglesias dinámicas y jóvenes, como la africana y la latinoamericana y son muchos los que aseguran que el futuro Papa no será italiano, debido al lastre del escándalo "Vatileaks".
Según los observadores vaticanos, hay una fuerte fragmentación en el Colegio Cardenalicio e incluso grupos fuertes, como son tradicionalmente los italianos, están divididos.
Sin embargo, los "papables" que más suenan son el italiano Angelo Scola, de 71 años, arzobispo de Milán; el brasileño Pedro Odilo Scherer, de 63 años, arzobispo de Sao Paulo; el canadiense Marc Ouellet, de 69 años, y el arzobispo de Boston, el capuchino Sean O'Malley.

Durante el cónclave, los cardenales se alojarán en la Residencia Santa Marta, dentro del Vaticano, desde la que serán trasladados todos los días hasta la Capilla Sixtina. La distancia es de un kilómetro y los purpurados que lo desean la podrán hacer a pie, los otros serán llevados en autobús.

El Vaticano garantizará que durante el cónclave estarán aislados, para ello no se permitirá a nadie que se les acerque y las zonas por donde pasen, entre ellas los accesos al patio de San Dámaso, que lleva a la Capilla Sixtina, estarán precintados.

El quórum

La primera votación de los 115 cardenales encargados de elegir al nuevo Papa resultó sin acuerdo en el Vaticano.

Los cardenales buscan elegir un nuevo Papa, que sustituirá a Benedicto XVI, quien renunció el mes pasado a su pontificado por, según su alegato, la falta de “fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino”.

La constitución apostólica Universi Dominici Gregis establece que el quórum válido para elegir a un nuevo Papa es de dos tercios de los cardenales que votan. Sin embargo, transcurridos tres días de votación sin humo blanco, se programa una jornada sin votaciones dedicada enteramente a la reflexión y la oración.

Al quinto día se reanudan las votaciones. Si se realizan siete votaciones y aún no hay consenso, viene un nuevo día de reflexión, seguido por otros siete escrutinios, otro día de pausa, y otras siete votaciones. Si no hubiera acuerdo aún sobre el nombre del nuevo Papa tras 33 o 34 escrutinios, una votación de mayoría absoluta decidirá cómo proseguir, sea esto elegir el nombre por mayoría absoluta o por elección entre dos candidatos.

Benedicto XVI fue elegido el 19 de marzo de 2005 en la cuarta votación; Juan Pablo II el 16 de octubre de 1978 en la octava y Juan Pablo I el 26 de agosto de 1978 en la cuarta.

Sobre cuánto tiempo durará el cónclave, ningún cardenal se atreve a responder, aunque una gran mayoría espera que sea breve.

[ACTULIZACIÓN 13-03-2013] La segunda fumata, tras las dos primeras votaciones de hoy, martes, ha sido también negra, por lo que sigue sin haber papa.

La "fumata negra", el humo negro que anuncia al mundo que todavía los 115 cardenales no han elegido papa, salió por la chimenea de la capilla Sixtina a las 11.39 horas local (10.39 GMT),  07:39 
hora de Chile, en medio de una gran expectación.

Al igual que ayer, en el primer día de cónclave, varios miles de fieles y curiosos se congregaron en la plaza de San Pedro, a la espera de ver en directo la deseada "fumata blanca", la que anuncia al mundo que los más de 1.200 millones de católicos tienen un nuevo líder espiritual.

El humo negro salió por la chimenea durante un buen rato, para, al igual que ayer, que no quedasen dudas de que era de ese color. Tras unos minutos, el humo negro volvió a salir otra vez. Es la señal que indica que ninguno de los votados logró los dos tercios de los sufragios, como contempla la normativa vaticana para ser elegido Papa en una primera etapa.

La "fumata" se produjo tras las dos primera votaciones de hoy. Esta tarde los cardenales volverán a votar y también están previstos otros dos escrutinios..

Transmisión desde la Santa Sede

Estamos transmitiendo en vivo la señal oficial desde el Estado Vaticano en nuestro canal  alojado en curepto.com

Opinión


.
.