lunes, 18 de marzo de 2013

Publicado el día lunes, 18 de marzo de 2013


Que las tarifas de la locomoción pública van a subir es una realidad, como recordamos a fines de febrero del presente año la empresa predominantes de buses de recorrido CUREPTO-TALCA alzó sus pasajes. Ahora el gremio microbusero en general, entregó un documento en que da aviso a la secretaría regional de transportes de esta medida que ellos mismos idearon.
Esta es una situación que el seremi de transportes, César Muñoz, en conversación con los medios, señala que comprende, pero que analiza desde la óptica de que el estado ha entregado subsidios y diferentes tipos de ayuda a los microbuseros. "Pueden tener razón pero sin duda han sido beneficiados por varios subsidios del gobierno para poder ayudar y compensar ciertos gastos que ellos tienen, por ejemplo con el 'renueva tu micro' que es un subsidio importante, además el de la rebaja escolar que también les llega a ellos, junto con un perímetro de exclusión en la comuna de Talca para darles un subsidio especial, por tanto creo que esta alza que están haciendo no la deberían haber hecho sin antes conversar y ver lo que quieren porque nosotros estamos trabajando para darles mayores recursos para que sus labores de empresarios sean más competitivas en el mercado" sostuvo Muñoz.
Por su parte los gremios de líneas microbuseras de la capital maulina, aun no emiten comunicado oficial sobre la materia. Sin embargo los choferes de micros, la cara visible de todo este dilema, señalan en su mayoría que consideran que el alza es totalmente necesaria para ellos, pues hace bastante tiempo que no se realizaba una acción de esta naturaleza.
Ahora bien, ¿Qué pasará con las tarifas de los buses más utilizados por los cureptanos, subirán nuevamente el pasaje o se mantendrán en la tarifa actual? Esperamos que el alza que ya experimentó el pasaje CUREPTO-TALCA y sus recorridos intermedios en el monopolio MENDOZA-CONTIMAR, no sufra alteraciones, y por su parte la legendaria ITALMAR, no siga los pasos de la competencia.
Opinión