lunes, 20 de agosto de 2007

Publicado el día lunes, 20 de agosto de 2007
 Ver Mapa Completo


Antes de la llegada de los españoles los nativos de la zona vivían generalmente agrupados en caseríos...en lo que respecta a la comarca de Curepto, había caseríos de importancia en Huenchullamí y en la jurisdicción de Peteroa (Huaquén, Tonlemo, Pequén y alrededores), Lora era uno de los caseríos principales, que no estando en territorio cureptano, es influyente por su proximidad y por lo relativamente fácil que era cruzar el río Mataquito por el balseadero (lugar frente a Lóra-Huapi), de esta manera Lora es un caserío que tiene relación con la zona de Curepto.

La agricultura proporcionaba lo más esencial para la alimentación, siendo el maíz el elemento principal que junto con el poroto lo habían introducido los conquistadores súbditos del lnca peruano. Los aperos de labranza eran muy sencillos, casi siempre se reducían a un palo de espino, con que removían superficialmente la tierra, al cual se le ataba en la extremidad superior una piedra horadada. En ambas orillas del Mataquito se han descubierto restos de canales y piedras agujereadas, que atestiguan que en dichas partes las faenas agrícolas no fueron pocas.

Sus vestidos consistían en cueros y después en tejidos teñidos con raíces de árboles, trabajo que habían aprendido después de la conquista de los incas. Se reunían con frecuencia para ayudarse en las construcciones de, sus chozas, para entregarse a sus juegos favoritos o tratar asuntos de guerra. Todas estas reuniones concluían en desenfrenadas borracheras.

LA CONQUISTA


Los Encomenderos: Junto con el conquistador don Pedro de Valdivia, venían 152 españoles, quienes tomaron posesión del territorio en nombre del rey; entre ellos venían don Juan de las Cuevas y don Juan Jofré,, que serían los primeros ibéricos que llegarían a tomar contacto con los naturales del Mataquito. Don Juan de Cuevas recibió del Gobernador Pedro de Valdivia diversas encomiendas, pero, en definitiva, sólo quedó en posesión de las encomiendas de Vichuquén, Loncomilla y Huenchullamí. De esta manera tiene contacto con suelo cureptano, mas específicamente con el área de Huenchullamí'. El prestigioso encomendero, hombre de gran labor social durante los primeros años de la conquista que también tiene directa relación con la comuna de Curepto es, don Juan Jofré y Monteza, que tuvo varias encomiendas, entre otras, las de Mataquito (hoy Peralillo, entre la Huerta y Hualañé) y Peteroa (que en ese tiempo comprendía amplios terrenos de la actual comuna de Curepto, tales como el "Ajial", Huaquén, Tonlemo, etc.).

Es bueno mencionar que los territorios de las actuales comunas de Curepto, Licantén, Hualañé, Vichuquén, solo por nombrar las más próximas, antes de la llegada de los conquistadores españoles, estaban habitadas por picunches, llamados así genéricamente, más conocidos localmente como promaucas u promaucaes.

Los primeros encomenderos llevaban poco más de diez años en la zona de la cuenca del Mataquito trabajaban con sus indios las tierras que cultivaban en pequeño porcentaje en relación a la gran extensión de las encomiendas, llenas de bosques nativos y tierras vírgenes.

LAUTARO Y LA TRINCHERA 


Comenzaba el otoño, el trabajo era como los años anteriores, eran los últimos días del mes de marzo de 1556 y las comarcas del Maule, el Huanchullamí y el Mataquito, se sobresaltan con la noticia del alzamiento del temido guerrero araucano, el famoso toqui Lautaro, lo que produjo un conato de levantamiento de los indios del Maule en los meses de marzo y abril del mencionado año de 1556, conato fácilmente sofocado por el capitán don Juan Jofré, encomendero de la zona cureptana (de Huaquén Tonlemo: Peteroa), que como hemos señalado, la encomienda de Peteroa incluía esas tierras de Curepto.

Luego, Lautaro con su columna pasa el Maule sin mayores problemas, su paso lo hace por el "vado de Curtiduría"; ya en la ribera norte del Maule, el caudillo araucano con sus tropas se dirigió hacia los establecimientos mineros que tenía el encomendero don Juan Jofré en "Coipoa" (Coipué), los asalta llevándose el oro y las herramientas: azadones, palas, barretas, etc. Los indios cayeron inesperadamente sobre el mineral y dieron muerte a varios españoles y a muchos yanaconas.

Si tenemos en cuenta que siguió avanzando por la orilla sur del río Mataquito, necesariamente ha debido llegar a su desembocadura, ubicada entonces en el lugar de Depun. Desde allí hacia el sur corrían cerros escarpados cubiertos de espesa vegetación autóctono y cortados por profundas quebradas y que hacían imposible el movimiento de la caballería. Allí, necesariamente ha debido sentar sus reales el caudillo; y si a lo anterior agregamos que inmediata a Depun, existe una localidad que la tradición llamo "La Trinchera", nombre que conserva hasta hoy, debemos llegar a la conclusión de que en ella se ubicó el campamento araucano.

EL ORIGEN 


La primera presencia española en estas tierras las encontramos en Huenchullamí y Peteroa, eran los años 1544 y siguientes. En Huenchallamí antes de la llegada de los conquistadores, ya existía un poblado indio, lo mismo ocurre en Peteroa.

El pueblo de Curepto se origina por una simple agrupación paulatina de vecinos en la Hacienda de Curepto, dada como merced de tierras en 1604 a don Francisco Sánchez de Obregón, por el Gobernador Alonso García de Ramón. 

Buscando los orígenes de Curepto urbano, encontramos que a mediados del siglo XVII hay una Estancia que pertenece al capitán don Luis de Castro y Castilla. Sobre fecha concreta tenemos la del 30 de Agosto de 1684, registrada de la siguiente manera: "El 30 de Agosto de 1684, bauticé, puse óleo y crisma en la parroquia de doña Fabiana de Ocampo a Juana Margarita, natural de Maule..." El documento habla de parroquia, lo que nos indica, primero que es "antecedente" de la actual y segundo, que cuando existe una Iglesia (templo) hay casas a su alrededor desde algún tiempo.

Sigamos analizando: "En el siglo XVII existió un oratorio de importancia: el de doña Favíana de Ocampo, en Curepto, una rica estanciero, viuda del capitán don Luis de Castro y Castilla ..." "Para atención religiosa de sus servidores y de numerosas comarcas, estableció junto a sus casas un oratorio bien dotado ..." Todo lo anterior nos deja en claro que alrededor de las casas principales existe caserío y luego con la construcción de la capilla o "parroquia", como se le llamo, se fueron instalando modestas casas primero y mejores después en torno a la capilla y los caserones de doña Faviana, a partir de entonces podemos decir que existe un incipiente Curepto, es un caserío que dará origen al pueblo capital de esta zona.

Como hemos establecido, en el último cuarto del siglo XVII, encontramos un caserío nacido de una estancia y que se incremento rápidamente a partir de la capilla levantada en ese lugar. Tal es la importancia que adquiere el caserío con el correr del tiempo que desde Llongocura es cambiada oficialmente la sede parroquial a Curepto, lo que ocurre en 1783. Para ser más exactos, veamos que nos dice Monseñor Ernesto Rivera, en un trabajo sobre Curepto: "En 1755 la sede principal de la parroquia, que había estado en Peteroa, hasta esos días, se trasladó a Llongucura y el 28 de Septiembre de 1783, siendo cura don Vicente Calderón, la Iglesia de Curepto pasó a ser parroquial". Nótese que dice la Iglesia de Curepto, pasó a ser parroquial es decir, ya había Iglesia y de importancia.

SU FUNDACIÓN


De acuerdo a los diversos documentos comentados en este trabajo encontramos la presencia de población en el lugar que ocupa el Curepto actual, ya en el siglo XVII hay gente, hay Iglesia, es decir, hay un poblado. Por eso, no nos extraña cuando encontramos en libros oficiales, lo siguiente: "Curepto data de 1790 en que principió a fundarse en terrenos de una capellanía, lo que impidió la regularización y el ensanche de su planta de población. Con el remate de estos terrenos que se efectuó en 1873 ha podido incrementar su población, siendo susceptible de darle forma regular." 

Por Ley del 1° de Noviembre de 1882 se creó el departamento de Curepto, definiendo sus límites, dependencia administrativa y judicial. Por Ley del 12 de Septiembre de 1887, se crea junto a otras del país, la Municipalidad de Curepto, estableciéndose la cantidad de trabajadores municipales, la forma de elección de los mismos y los requisitos e inhabilidades para ocupar los cargos. Seguidamente por Ley del 22 de Diciembre de 1925, se establece que las provincias en que se divide el territorio nacional, constarán de comunas que la propia ley señala, con lo que el departamento de Curepto queda dividido en las comunas de: Gualleco, Curepto, Putú y Toconei estableciendo los límites correspondientes.

Luego de una reestructuración interna del departamento de Curepto, en que se modifican la comunas, con la regionalización del país y mediante Decreto Ley 575 del 10 de julio de 1974, pierde Curepto su calidad de Departamento pasando a depender la comuna de la Gobernación Provincial de Talca.


Danubio Correa Hernández 
Danubiocor@hotmail.cl,
"CUREPTO: APUNTES DE SU HISTORIA"

Opinión


.
.